Active Search Results (ASR) is an independent Internet Search Engine using a proprietary page ranking technology with Millions of popular Web sites indexed Active Search Results
Intercambio De Enlaces - Intercambio de enlaces gratis en el que obtienes 25 backlinks para tu web en minutos

viernes, 9 de enero de 2015

Listado de Noticias Ambientales Internacionales 06/01/2015

LISTADO DE NOTICIAS SACADAS DE: HTTP://NOTICIAS-AMBIENTALES-INTERNACIONALES.BLOGSPOT.COM.ES/

Posted: 05 Jan 2015 04:00 AM PST


Proyecto Vortex. Aerogeneradores sin aspas

Fecha de Publicación
: 05/01/2015
Fuente: EcoPortal
País/Región: Internacional


El proyecto Vortex trata de evolucionar los aerogeneradores actuales de 3 aspas hasta aerogeneradores sin aspas. Una segunda generación de aerogeneradores que pueden generar la misma energía que los tradicionales, pero con un claro ahorro en costes de producción – explotación y otras ventajas medioambientales – paisajísticas.
Son aerogeneradores totalmente diferentes a los actuales tanto en su forma como en la manera de generar energía. Los responsables del proyecto Vortex son David Suriol, David Yáñez y Raúl Martín, socios en la empresa Deutecno. La simplificación del sistema consigue un ahorro en materiales, transporte y mantenimiento que hará que con el mismo euro, se genere hasta un 40% más de energía, más económica y eficiente.
En 2006, David Yáñez, presentó la primera patente. Desde ese momento no han parado de trabajar en este proyecto. Construyeron su propio tunel de viento para pruebas en una garaje de Avila, donde han llegado a probar un prototipo de 3 metros. Hasta que este año, Repsol ha seleccionado el proyecto Vortex para su proceso de incubación de empresas. Así tendrán la oportunidad de convertir un proyecto de laboratorio en un producto de mercado.
El dispositivo consiste en un cilindro vertical semirrígido, anclado en el terreno, y que incluye materiales piezoeléctricos. La energía eléctrica se genera por la deformación que sufren esos materiales al entrar en resonancia con el viento. O como explica David Suriol de forma mas coloquial “Es como poner un bate de beisbol al revés, hacia arriba, y que oscila”.
Algunos de los beneficios de estos nuevos aerogeneradores son:
- No generan ruido.
- No producen interferencias con los radares.
- Menor coste de materiales y montaje.
- Costes de mantenimiento mas reducidos.
- Reduce el impacto medioambiental.
- Más eficiente. Produce energía limpia mas barata.
- Funciona ante un mayor rango de velocidades de viento.
El proyecto Vortex consiguió el primer premio de la categoría Energy en The South Summit 2014.
En 2016 ya se podría tener la primera unidad de este aerogenerador sin aspas, gracias al apoyo inicial de Repsol y de doce inversores privados. El precio de mercado sería de unos 5500 euros.
La energía eólica es, sin ninguna duda, la energía limpia que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años. Los dispositivos hasta ahora empleados son los denominados aerogeneradores multipala. A pesar de las notorias e indiscutibles mejoras tecnológicas que han ido alcanzando, este sistema presenta diferentes aspectos susceptibles de mejora. La nueva tecnología de Vortex Bladeless SL, pretende dar solución a muchos de ellos.
La reducción drástica de los costes de fabricación y mantenimiento (eliminación de partes móviles), el funcionamiento ante un mayor rango de velocidades de viento, la ausencia de ruidos y el bajo centro de gravedad, hacen que pueda considerarse como un revolucionario salto tecnológico y la alternativa natural a la tecnología existente.
.
Posted: 05 Jan 2015 04:00 AM PST


La economía de Kenia crece, pero los pobres no se enteran

Fecha de Publicación
: 05/01/2015
Fuente: IPS
País/Región: Kenia


David Kamau es un pequeño agricultor de maíz en Nyeri, en la provincia Central de Kenia, a 153 kilómetros de la capital. Recientemente diversificó su cultivo e incorporó la zanahoria, pero todavía no obtuvo ganancias.
Kamau asegura que los insumos cuestan demasiado y que, de continuar esta tendencia, deberá parcelar y vender sus cinco hectáreas.
Esto le sucede a muchos de los pequeños agricultores en este país de África oriental, donde la agricultura representa aproximadamente 25 por ciento del producto interno bruto (PIB). Aunque producen alrededor del 75 por ciento del total de la producción agrícola, apenas recuperan sus costos.
“Una bolsa de 150 kilos de zanahorias cuesta unos 27 dólares, cuando antes estaba a 22 dólares. Pero a medida que los precios suben, también lo hace el costo de los insumos”, explicó Kamau.
El Ministerio de Agricultura calcula que cinco millones de los ocho millones de hogares del país dependen directamente de la agricultura para su subsistencia. Sin embargo, los agricultores no perciben una rentabilidad adecuada porque el sector está subfinanciado, observó Jason Braganza, un analista económico con sede en Nairobi.
Este año, el Estado destinó 2,4 por ciento de su presupuesto al sector agrícola, un 0,6 por ciento menos de lo asignado en el bienio anterior. El monto es muy inferior al umbral que estipuló la Unión Africana en 2003 en su Declaración de Maputo sobre Agricultura y Seguridad Alimentaria, que lo fijó en un mínimo de 10 por ciento.
El resultado es que “los agricultores abandonan gradualmente las granjas y prueban otras iniciativas económicas. Kenia Central solía ser un granero, pero los complejos residenciales y comerciales están reemplazando a las tierras de cultivo”, se quejó Kamau.
La agricultura no es el único sector con problemas económicos en este país. Las pequeñas empresas carecen de servicios esenciales de apoyo empresarial. Dos tercios de los 45 millones de kenianos no tienen acceso a servicios financieros básicos, como es el caso de las cuentas bancarias.
“El crecimiento de los barrios pobres, urbanos y rurales, es un indicio de que hay más gente pasando por épocas difíciles “, afirmó Dina Mukami, del movimiento social Bunge la Mwananchi  (Parlamento del Pueblo).
Su organización considera demandar al gobierno por las cifras divulgadas en la publicación oficial Atlas Socioeconómico de Kenia, publicada en noviembre. El informe expone la profunda disparidad en los niveles de pobreza en todo el país.
“El Atlas es una herramienta poderosa, pero está por verse si el gobierno usará la información para… mejorar el nivel de vida” de la población, cuestionó.
Felix Omondi, oriundo de Kibera, una división de Nairobi considerada el mayor barrio pobre de África, e integrante de la organización social Revolución Unga, cree que el Atlas generó cosas buenas.
El activista señaló a IPS que el Estado está aplicando un programa para mejorar los barrios pobres. Es “una de las formas en que el gobierno utiliza el Atlas para mejorar la vida de la gente”, sostuvo.
En los últimos tres meses el gobierno trabajó con habitantes de los barrios pobres para establecer proyectos de generación de ingresos y prestar servicios básicos, como baños, alumbrado y drenaje.
Al menos 3.000 jóvenes de Kibera se beneficiarán con estos proyectos. Omondi, uno de los beneficiarios, informa que él está a cargo de uno de los molinos de posho (harina de maíz) que el gobierno instaló para generar ingresos.

Oficialmente, Kenia es ahora un “país de medianos ingresos”
Mientras tanto, en el otoño boreal se supo que, tras una revisión estadística, la economía de Kenia había crecido 25 por ciento, por lo que ahora es oficialmente un “país de medianos ingresos”.
La expansión de la clase media es un motor importante de ese crecimiento, ¿pero qué características tiene ese sector de la población? El ingreso nacional bruto por habitante asciende a 1.160 dólares en Kenia, mientras el umbral de “medianos ingresos” del Banco Mundial es de 1.036 dólares.
Los últimos indicadores de distribución del ingreso en Kenia, de 2005, revelan que 45,9 por ciento de la población estaba en la línea de pobreza nacional, y que la renta en poder del 10 por ciento más alto correspondía al 38 por ciento.
Pero esta información oficial sin actualizar excluye a la economía informal, expresó África Ariño, profesora de gestión estratégica en la IESE Business School de la española Universidad de Navarra.
“Un taxista gana KES 15.000 al mes (unos 178 dólares), y paga KES 3.500 (cerca del 25 por ciento de sus ingresos) para alquilar una habitación en la que vive con su esposa y sus dos hijos”, explicó Ariño.
“No tienen cocina ni baño: son instalaciones compartidas con otros en el mismo edificio. Su ingreso es más o menos el salario promedio de un conductor, según la Encuesta Económica de Kenia en 2014. ¿Él pertenece a la clase media?”, preguntó la experta.
Según Braganza, uno de los principales obstáculos en Kenia es que, aunque el crecimiento económico del país es real y sostenible, la estructura de la economía sigue sin cambiar. Los recursos no se desplazaron a los sectores más productivos de la economía, lo que aumentaría la productividad y el empleo remunerado.
Para que la gente perciba el efecto de “goteo” del crecimiento económico, también debe haber una transformación estructural, señaló.
“Es necesaria una mayor inversión en los sectores más productivos, así como inversión en sectores emergentes. Esto contribuirá con la reducción del desempleo y la pobreza”, sugirió el analista.
.
Posted: 05 Jan 2015 04:00 AM PST


Experta defiende hidrógeno como modelo energético sostenible

Fecha de Publicación
: 05/01/2015
Fuente: EFE
País/Región: Internacional


Ana Belén Hungría, una de las cinco científicas españolas becada por el programa L'Oréal-UNESCO ha centrado su investigación en sintetizar y caracterizar catalizadores que se usan en diferentes reacciones de interés medioambiental, entre ellas la posibilidad de sustituir petróleo por hidrógeno.
En una entrevista con EFEverde, Hungría ha explicado que “la economía del petróleo no es sostenible, lo primero porque produce mucho dióxido de carbono y lo segundo, porque es un combustible finito”, lo que conduce a que “muchos laboratorios del mundo busquen una alternativa sostenible” a este tipo de recurso energético.
Hungría ha centrado su investigación en sintetizar y caracterizar catalizadores que se usan en diferentes reacciones de interés medioambiental: “Una de ellas es la oxidación del monóxido de carbono, que está presente en los flujos de hidrógeno, para alimentar una pila de combustible y producir energía”.
Esta experta ha explicado que hay que eliminar el monóxido de carbono presente en el hidrógeno a partir de catalizadores porque “envenena los electrodos de esa pila de combustible”.
Hungría ha resumido la labor explicando que “disminuimos la proporción de monóxido de carbono que hay en el hidrógeno de la manera más rápida y a menor temperatura posible, y buscamos el catalizador más barato, más efectivo y más resistente”.
“En 40 años no vamos a tener petróleo”. Según la investigadora, uno de los problemas de los catalizadores es que “se desactivan”, por lo que la idea es que “la investigación encuentre sistemas que funcionen, que sean más baratos, más ecológicos y más resistentes“.
Cerebros fugados. Pese a esto, ha lamentado que cada vez haya menos financiación, lo que desemboca en menos personal, “por lo que es lógico que cada vez haya menos investigación”.
Ahora, “lo que estoy viendo es que compañeros de la Universidad de Cádiz, que acabaron su tesis hace cuatro años, llevan todo ese tiempo en el extranjero, han aprendido cosas que serían increíblemente valiosas para nosotros, y no tienen manera de volver”.
Son “cerebros fugados”, expertos que se han visto obligados a marchar fuera del país con intención de volver “pero no pueden hacerlo, personas en las que has invertido tiempo y dinero para su formación y que luego pierdes”.
Financiación y visibilidad. Por eso, valora iniciativas como estas becas ya que “te dan un dinero para investigar, que en estos momentos es una cosa que se agradece muchísimo, y dan visibilidad a la ciencia que se hace en España“.
Las becas del programa L’ Oréal-UNESCO, que se conceden por noveno año consecutivo a científicas menores de 40 años y que este año se centran en la Ciencia de los Materiales, permiten a las investigadoras continuar con sus estudios con una ayuda económica de 15.000 euros.