Active Search Results (ASR) is an independent Internet Search Engine using a proprietary page ranking technology with Millions of popular Web sites indexed Active Search Results
Intercambio De Enlaces - Intercambio de enlaces gratis en el que obtienes 25 backlinks para tu web en minutos

miércoles, 27 de mayo de 2015

Listado de Noticias Ambientales Internacionales 21/05/2015

LISTADO DE NOTICIAS SACADAS DE: HTTP://NOTICIAS-AMBIENTALES-INTERNACIONALES.BLOGSPOT.COM.ES/

Posted: 20 May 2015 04:00 AM PDT


El polémico tren Atlántico-Pacífico que China quiere construir en Sudamérica

Fecha de Publicación
: 20/05/2015
Fuente: BBC
País/Región: Sudamérica - China


Un tren que arranque en la costa atlántica brasileña, atraviese la selva y los Andes, y llegue al Pacífico peruano: así es el ambicioso plan ferroviario que China promueve en la región.
La idea puede cobrar un impulso fundamental con la gira que el primer ministro chino Li Keqiang inicia este lunes por Brasil, Colombia Perú y Chile, buscando acuerdos sobre el tren.
Pekín pretende aumentar su presencia económica en Sudamérica y facilitar su acceso a materias primas mediante esa vía transoceánica, que también genera interés de Brasil y Perú.
Los expertos creen que la construcción del tren por parte de China marcaría una nueva etapa en su relación con la región, pero antes debe sortear retos de ingeniería, medioambiente y política.
"Sería un trofeo y una pieza clave de toda la relación, si sale bien", dijo Kevin Gallagher, profesor de la Universidad de Boston y autor de estudios sobre el vínculo China-América Latina.
"Todo el proyecto es una gran promesa, pero debe hacerse bien o se puede volver una pesadilla", advirtió en diálogo con BBC Mundo.

Plan estrella
Keqiang comienza su visita en Brasilia, en un momento de desaceleración de las economías china y sudamericana.
La región crecerá este año menos de 1% según el FMI, complicada por una posible recesión en Brasil, y la falta de infraestructura es uno de sus problemas estructurales.
China, mientras tanto, necesita recursos naturales para sostener su expansión económica y tiene un interés primordial en construir obras ferroviarias en otras regiones.
En este contexto, el proyecto del tren interoceánico, con un costo estimado de hasta US$10.000 millones, podría cubrir necesidades de los distintos países involucrados.
Se trata del plan estrella entre las inversiones por unos US$50.000 millones que se prevé que Keqiang anuncie en Brasil, donde se reunirá con la presidenta Dilma Rousseff.



"Próximo paso"
Con su popularidad por el piso y escándalos de corrupción que golpean a su partido, Rousseff prepara un programa de concesiones de obras de infraestructura a lanzarse en junio.
Está previsto que en allí se incluyan algunos de los trechos de la megavía férrea hacia la frontera con Perú, informó el diario brasileño Folha de S. Paulo.
Ya se iniciaron estudios técnicos de tramos del proyecto en suelo brasileño, para unir el puerto de Açú en el estado de Río de Janeiro con Porto Velho, sobre la cuenca amazónica.
La conexión desde ese lugar con el Pacífico daría a los productores brasileños una alternativa al Atlántico y el Canal de Panamá para enviar materias primas a China.
"Hay una lógica económica detrás del proyecto", dijo João Augusto Castro Neves, analista para América Latina de la consultora Eurasia Group.
En los últimos años la relación entre China y Brasil se enfocó mucho en el aspecto comercial, con el aumento de las exportaciones de productos como soja y hierro al gigante asiático.
Pero según Castro Neves, obras como la del tren interoceánico pueden agregar valor a ese vínculo. "Es el próximo paso de la relación", indicó en diálogo con a BBC Mundo.

Roces
El proyecto del tren bioceánico causó el año pasado diferencias entre Perú y Bolivia, cuyo presidente Evo Morales protestó al enterarse de que pasaría por fuera de su país.
"No sé si Perú nos hace una jugada sucia", comentó Morales en octubre y sostuvo que el proyecto sería "más corto, más barato" si atravesara Bolivia
Sin embargo, el presidente peruano Ollanta Humala descartó esta posibilidad en noviembre, al comentar un acuerdo con China para iniciar los estudios del proyecto.
El tren pasará "por el norte de Perú, por razones de interés nacional", afirmó Humala.
Juan Carlos Zevallos, un economista que presidió el ente peruano regulador de transportes Ositrán, dijo que en el norte del país hay "cierto desarrollo consolidado" de infraestructura para aprovechar el ferrocarril, incluido el puerto de Paita, donde aseguró que desembocará la vía.
A su juicio, el proyecto daría mayor facilidad para inyectar productos peruanos en Brasil, el mayor mercado regional. "Ese es el interés", señaló a BBC Mundo.

"Prueba"
Los expertos anticipan posibles problemas con grupos indígenas y defensores del medioambiente, ante la posibilidad de que el tren pase por zonas sensibles para ellos.
"Al hacer un canal al Pacífico abres la Amazonía al mercado chino (…). Sería una ilusión creer que eso no va a tener impacto", dijo Paulo Adario, estratega de la ONG Greenpeace para la protección de la selva, a BBC Mundo.
Pero señaló que "la vía férrea tiene un impacto menor que la carretera para el transporte de producción" y pidió que se hagan los análisis correspondientes sobre sus efectos medioambientales.
También hay desafíos de ingeniería y costos para construir un tren que atraviese la cordillera de los Andes y descienda rápidamente al Pacífico.
Castro Neves advirtió que, sin prever correctamente esos retos, el plan puede quedar paralizado como ha ocurrido con otras grandes ideas de desarrollo de infraestructura en la región.
"El asunto no es sólo poner dinero", dijo.
Gallagher opinó que el proyecto supondrá "una verdadera prueba para la relación" de Pekín con la región.
"Si China puede construir un tren de alta velocidad que funciona y facilita el comercio de América Latina, de modo inclusivo y sin dañar el medioambiente, va a ser el nuevo chico del barrio, difícil de superar", concluyó.
.
Posted: 20 May 2015 04:00 AM PDT


París 2050, de ciudad luz a ciudad verde

Fecha de Publicación
: 20/05/2015
Fuente: EFE
País/Región: Francia


Torres inteligentes, viviendas ecológicas que se inspiran en panales de abejas y la flora de bambú, atrapan el "esmog" y producen biocombutible y su propia energía. Así será la capital de Francia en 2050, una auténtica ciudad verde, según un proyecto rompedor.
A mediados de este siglo París podría ofrecer un aspecto similar a una mezcla entre el mítico jardín del Edén, con una futurista colonia espacial, de acuerdo a la espectacular visión de la ciudad luz, que ha concebido el arquitecto Vincent Callebaut (http://vincent.callebaut.org/) para la urbe donde él mismo vive y trabaja a diario junto a más de 2,2 millones de personas.
Para ajustarse al plan oficial que busca reducir un 75 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero de París en 2050, y para combatir el fenómeno de ‘isla de calor’ y aumentar la densidad de la ciudad a largo plazo, el proyecto “2050 PARIS Smart City” de Callebaut, propone ocho prototipos de edificios de gran altura, que generan energía y respetan el medioambiente.
islas de calor’ es un fenómeno meteorológico que se produce en las ciudades densamente urbanizadas, donde la temperatura media suele ser mayor que las de las áreas rurales próximas.
 Uno de los edificios proyectados para los diferentes distritos de la capital francesa y las zonas circundantes de la ciudad son las “torres anti-smog”, un corredor ecológico de 23 kilómetros de largo en el corazón parisino, compuesto por una serie de torres descontaminantes que atraparán los humos y partículas perjudiciales en su estructura fotocatalítica de dióxido de titanio.
El proyecto de Callebaut contempla sustituir la actual Torre Montparnasse, un gigantesco rascacielos, por tres “torres de fotosíntesis”, un gran jardín similar a un Central Park neoyorquino en altura, construido en forma espiral vertical con fachadas orgánicas de algas verdes, capaces de realizar la fotosíntesis y producir biocombustible, según el estudio.
 Algunas construcciones, diseñadas inspirándose en la geometría de la planta del bambú o conformadas por la superposición de terrazas irregulares similares a piedras redondeadas, aplican el concepto de huertos en altura, se sitúan junto a viviendas y permitirían a sus habitantes cultivar sus propios alimentos, “llevando el campo al corazón de la ciudad”, según este proyecto.
Otros edificios llamativos son las “torres panal”, unas viviendas con forma de colmena de abejas con casas y cuartos hexagonales, unos junto a otros, y las “torres de mangle”, inspiradas en los árboles del manglar, arraigadas en los andenes de las estaciones y capaces de generar electricidad mediante la luz solar y las propiedades químicas y físicas de diversos materiales.
También generarán energía a partir de recursos renovables y reciclables los denominados “puente torres”, unas estructuras anfibias deshabitadas y con vegetación sobre el río Sena, aguas arriba y aguas debajo de París, que producirán electricidad mediante turbinas impulsadas por el viento y la corriente fluvial.
Aunque las técnicas empleadas son únicas para cada uno de estos edificios multiuso, los objetivos generales de la ‘Smart City’ o Ciudad Inteligente son coherentes entre si: respetar la rica historia de París y abrazar su potencial para cultivar un futuro más saludable, disminuyendo los impactos de la urbe sobre el medioambiente, según la revista de arquitectura ArchDaily.
De acuerdo a esta publicación, las formas de estos rascacielos están inspiradas por la naturaleza, mientras que dentro de sus paredes se utilizan procesos naturales (calefacción y refrigeración pasivos, oxigenación y retención de agua de lluvia) y, siempre que es posible, se trata de unidades autosuficientes.
Además, la inserción de espacios verdes en las zonas comunitarias y los jardines suspendidos, trasladará los efectos purificadores de la vida rural a la ciudad y animará a los residentes a involucrarse en el cultivo de un estilo de vida sostenible, según ArchDaily.
La ‘Smart City’ también emplea técnicas innovadoras, como las cubiertas de las torres, que responden a la luz solar de manera que impactan positivamente en la dinámica térmica.
Por ejemplo, la piel de las “torres manglar” se compone de células individuales que forman una caparazón electroquímico sensible a la luz, que utiliza la luz solar que le llega para generar electricidad para todo el edificio, explican desde ArchDaily.
Otra tecnología innovadora es la “phylolight” o ‘fitoluz’, un sistema hibrido de turbina y lámpara que suministra la iluminación y la energía necesaria para iluminar y energizar el propio sistema, de acuerdo a esta misma fuente.
Según ArchDaily, las torres proyectadas son de usos múltiples, y combinan funciones residenciales, de negocios y comerciales, que se dividen de forma interna en los edificios, lo cual reduce la necesidad de un transporte extensivo y las emisiones de la ciudad por la combustión de combustibles fósiles.
.
Posted: 20 May 2015 04:00 AM PDT


Megaproyecto amenaza zona protegida en Antigua y Barbuda

Fecha de Publicación
: 20/05/2015
Fuente: IPS
País/Región: Antigua y Barbuda


En los primeros 100 días de su gobierno, comenzado en junio de 2014, el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, aprobó una serie de proyectos de inversión privada con un valor superior a los 3.000 millones de dólares.
El mayor de ellos es el Proyecto Isla Guiana, de la empresa china Yida Investment Group. Incluirá la mayor zona franca del país, un centro financiero offshore (libre de normas locales), un hotel de cinco estrellas, barrios privados, un casino, un centro de conferencias, un campo de golf de 27 hoyos, un puerto deportivo y una pista de aterrizaje, entre otras instalaciones.
Pero para llevar a cabo sus planes, Yida comenzó por eliminar los manglares de la isla de Guiana. Esto desató la ira de los ambientalistas locales, que lanzaron una petición en Internet para pedirle al primer ministro Browne que impida que la constructora china infrinja las leyes y la obligue a conservar las áreas marinas protegidas.
“El cambio climático cambiará muchas cosas que sabemos y entendemos acerca de nuestro medio ambiente y, salvo que mitiguemos esas consecuencias, solo es malgastar tiempo y esfuerzo para construir algo que dentro de 20 años ya no sería viable”, afirmó a IPS el presidente del Grupo de Conciencia Ecológica (EAG), Tahambay Smith.
“Primero que nada hablamos de un lugar que está naturalmente protegido porque cualquiera que esté familiarizado con esa zona sabe que tiene un área de amortiguación con su arrecife natural que, básicamente, nos protege de la furia del Atlántico”, añadió.
La isla de Guiana, ubicada frente a la costa nororiental de Antigua y Barbuda, es la cuarta mayor del país y un refugio para el gamo, el animal nacional.
La construcción de un puerto deportivo en la zona también destruiría los arrecifes y eliminaría la vegetación marina, según Smith, quien agregó que algunos puestos de trabajo y dólares de inversión no equivalen a la importancia de preservar el medio ambiente para las generaciones futuras.
“Todos exigimos empleos y queremos prosperidad… ¿pero en detrimento de qué y hasta qué punto estamos dispuestos a renunciar para tener algunos trabajos más?”, explicó.
“El valor de los manglares para nosotros como seres humanos está bien documentado por los científicos. Brindan zonas de anidación y de reproducción para peces, langostas, crustáceos y muchos más que no están muy ligados a las costas de Antigua”, planteó Smith.
“Es posible que existan zonas de reproducción que afecten a San Cristóbal (y Nieves), Sint Maarten, Guadalupe, las islas cercanas. No es una cuestión de velar solo por nuestros asuntos o simplemente buscar nuestro propio interés. Es una red. Estas cosas están interconectadas”, observó.
Ruth Spencer, la coordinadora nacional  del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial en Antigua y Barbuda, concuerda en que los ecosistemas marinos deben ser protegidos.
“¿Cómo vamos a adaptarnos a los impactos del cambio climático si estos sistemas están amenazados? La protección de nuestros ecosistemas marinos es nuestra estrategia de adaptación natural. Una vez que se destruyan, ¿cómo haremos para generar resiliencia?”, cuestionó.
Eli Fuller es el presidente de la Sociedad de Conservación de Antigua, la organización que encabeza la petición recordando que la isla de Guiana está dentro de un área protegida por la ley de Pesca y también dentro de la Zona Nororiental de Gestión Marina, que fue designada Área Marina Protegida en 2005.
“No hay mucho en una isla pequeña que no esté relacionado con el cambio climático por estos días, aun más cuando se está hablando de una construcción enorme que se desarrollará a nivel del mar en una zona muy importante designada por la ley como un Área Marina Protegida”, afirmó Fuller.
“Los hábitats de los manglares ayudan a limitar las consecuencias de la erosión costera que se ve más comúnmente con el cambio climático… que posiblemente generará tormentas más fuertes, sequías más prolongadas e inundaciones más severas”, advirtió.
Los “manglares ayudan a filtrar los sedimentos que se escurren de los suelos áridos cada vez que hay una lluvia fuerte o una inundación “, señaló.
Pero el primer ministro Browne dijo que quienes plantearon su inquietud por los manglares han tomado una posición fundamentalista.
“Quiero dejar bien claro que personas individuales, especialmente pequeños grupos minoritarios con sus ideales fundamentalistas, no pueden tener prioridad frente al bien general del país”, declaró.
Añadió que “es posible que algo de la fauna tenga que ser destruida” cuando el gobierno avance con sus proyectos.
“A mi gobierno no le hace falta instrucción en la protección del medio ambiente”, agregó Browne.
Fuller cree que es necesario que el primer ministro reciba una gran cantidad de firmas en la petición para que pueda ver que no es una minoría “fundamentalista” la que está sumamente preocupada con este proyecto de construcción en particular.
“Él tiene que saber que la gente lo va a hacer responsable por la violación de las leyes que están allí para proteger a las Áreas Marinas Protegidas”, concluyó.