Active Search Results (ASR) is an independent Internet Search Engine using a proprietary page ranking technology with Millions of popular Web sites indexed Active Search Results
Intercambio De Enlaces - Intercambio de enlaces gratis en el que obtienes 25 backlinks para tu web en minutos

domingo, 12 de octubre de 2014

Listado de Noticias Ambientales Internacionales 12/10/2014

LISTADO DE NOTICIAS SACADAS DE: HTTP://NOTICIAS-AMBIENTALES-INTERNACIONALES.BLOGSPOT.COM.ES/

Posted: 11 Oct 2014 05:00 AM PDT


Una escoba para los océanos

Fecha de Publicación
: 11/10/2014
Fuente: EFE Verde
País/Región: Holanda - Internacional


Aprovechar las corrientes y los vientos marinos para desplazar la basura oceánica, captándola y concentrándola mediante  barreras flotantes sólidas que la conducirían a una plataforma recolectora, sin afectar a la fauna. Esta es la novedosa propuesta para limpiar nuestros mares de “The Ocean CleanUp”.
Se llama Boyan Slat, nació en 1994, es holandés y tiene una idea tan sencilla como revolucionaria para retirar de los océanos los plásticos y otros desechos que los ensucian. Su invención no perjudica el medio ambiente sino que lo aprovecha y lo convierte en un aliado en la lucha contra la contaminación marina.
”En las últimas décadas han entrado en los océanos toneladas de plástico dañando los ecosistemas y llegando a las cadenas alimentarias”, señala Slat, fundador y director ejecutivo (CEO) de ‘The Ocean Cleanup‘, TOC, (limpieza oceánica, en inglés).
El CEO de esta empresa emergente (www.theoceancleanup.com) con sede en los Países Bajos, señala que se dio cuenta del problema de la contaminación de plástico, cuando buceaba en Grecia, durante unas vacaciones con sus padres hace unos años, y encontró en el agua ¡más bolsas de plástico que peces!.
“Por desgracia, el plástico no desaparece por sí solo y entonces me pregunté ¿Por qué no podemos limpiar esto? “, recuerda Slat, al relatar aquella experiencia que le llevaría a fundar TOC.
La siguiente pregunta reveladora que se planteó Slat fue: ¿Por qué moverse a través de los océanos a bordo de barcos que generan muchos gastos y además contaminan, si los océanos se mueven por si solos alrededor nuestro? .
 Así surgió la idea de que los océanos podrían limpiarse a sí mismos por medio de un sistema de largos brazos flotantes anclados al fondo del mar y conectados a una estación recolectora, proyecto cuya viabilidad técnica y financiera ha sido corroborada por un informe de 530 páginas avalado por un equipo internacional de científicos.

Una “V” kilométrica para atrapar el plástico
El concepto de Slat utiliza las corrientes y los vientos oceánicos como un medio natural para transportar las basuras plásticas de forma pasiva hacia una plataforma de recogida.
Cada unidad de este sistema, estará constituida por una estructura matriz formada por dos brazos en forma de “V”, de 50 kilómetros de largo cada uno, conectados a una plataforma recolectora situada en su confluencia, la cual tendrá unos 10.000 metros cuadrados de superficie y se vaciará cada mes y medio.
El ángulo de los brazos permitirá que el plástico, que en su mayor parte se localiza en los tres metros más próximos a la superficie del agua, se reúna y flote hacia la plataforma.
Según TOC, cada plataforma, alimentada en su mayor parte por la energía eléctrica obtenida mediante 160 paneles solares, extraerá el plástico acumulado gracias al empuje de las corrientes marinas, a un coste 33 veces más barato que el de los métodos convencionales de limpieza actuales, y este material finalmente será traslado a tierra para ser reciclado y reconvertido, por ejemplo, en aceite para uso industrial o locomotor.

Boyan Slat ya ha dado en 2014 dos pasos decisivos para hacer realidad su ambicioso proyecto de limpieza oceánica.
Con este método, según los científicos, se podría reducir a la mitad, en un plazo de diez años, el enorme parche de basura que flota como si fuera una isla en las aguas del Océano Pacífico.
El gran parche de basura o “sopa de plástico” de este océano es una de las cinco áreas llamadas “giros”, donde las corrientes oceánicas convergen, concentrando la contaminación plástica. Cada kilómetro cuadrado de “giro” contiene cientos de miles, e incluso millones, de piezas de plástico, según informan desde TOC.

Islas de basura flotante a la deriva
Según esta misma fuente, la concentración de este material es muy alta, y en conjunto se extiende por los océanos del mundo flotando a través de millones de kilómetros cuadrados y pesando unos 500.000.000 de kilogramos, de los cuales 140.000.000 de kilogramos corresponden a la isla de basura del Pacífico.
Por otra parte, The Ocean Cleanup ha completado con éxito una campaña de financiación colectiva recaudando, a través de internet, más de 2 millones de dólares estadounidenses aportados por 38.000 voluntarios de 160 países. Según Slat: “este dinero permitirá dar el próximo paso del proyecto, consistente en construir y probar una planta piloto operativa”.
Consultado sobre cuándo podrían comenzar a operar las primeras unidades de este sistema, Jessie Bullens, asesor financiero de The CleanUp Ocean, responde a Efe: “Con los más de dos millones de dólares obtenidos en solo 100 días, hemos comenzado la contratación de un equipo con el que esperamos comenzar nuevas investigaciones para finales de 2014”.
Según Bullens, los fondos recaudados se utilizarán para desarrollar una serie de pruebas de una complejidad creciente, que conducirán a la puesta en marcha del primer conjunto de limpieza en alta mar plenamente operativo en un plazo de tres años, como paso previo y preparación final antes de ejecutar el proyecto a gran escala.
“El equipo de TOC prevé que el primer sistema piloto entrará en funcionamiento en 2015, y adelanta que en los próximos meses se efectuarán una serie de expediciones, destinadas a recolectar más datos oceanográficos para ponerlos a disposición de los ingenieros que trabajan en este proyecto”, añade Bullens, desde Amsterdam (Holanda).
Según Slat, los fondos recaudados se utilizarán para desarrollar una serie de pruebas de complejidad creciente, que conducirán a la puesta en marcha del primer conjunto de limpieza en alta mar plenamente operativo en un plazo de tres años, como paso previo y la preparación final antes de ejecutar el proyecto a gran escala.
El equipo de TOC prevé que el primer sistema piloto entrará en funcionamiento en 2015 y adelanta que, en los próximos meses, se efectuarán una serie de expediciones destinadas a poner a punto el proyecto.
“La contaminación plástica ha sido reconocida por la ONU como uno de los principales retos ambientales que enfrenta la humanidad en el siglo XXI”, según Boyan Slat, quien añade que los fondos recaudados, “permitirán dar un gran paso para solucionar este problema al empezar la fase piloto, en la que pasaremos de un concepto factible a un proyecto ejecutable”.
Aún así, este joven emprendedor enfatiza que “a pesar de que una limpieza tendrá un profundo efecto, es solo una parte de la solución y, en primer lugar, tenemos que cerrar la llave de la contaminación para evitar que llegue más plástico a nuestros mares y océanos”.
.
Posted: 11 Oct 2014 05:00 AM PDT


Montañas de comida a la basura y cientos de millones pasan hambre

Fecha de Publicación
: 11/10/2014
Fuente: IPS
País/Región: Internacional


La FAO calcula que el mundo desperdicia 1.300 millones de toneladas de alimentos cada año, mientras que 805 millones de personas experimentan desnutrición crónica o hambre.
Ren Wang, Director General del Departamento de Agricultura y Protección del Consumidor de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), anunció esas cifras en el XI Foro Internacional para Medios sobre la Protección de la Naturaleza, y agregó que “necesitamos un cambio transformador de nuestras políticas alimentarias y agrícolas para tener sostenibilidad”.
El foro de este año, con el nombre “Gente que construye el futuro. Alimentando el mundo. Alimentación, agricultura y ambiente”, reúne a especialistas, periodistas y responsables políticos en la ciudad de Nápoles, del miércoles 8 al sábado 11, organizado por el grupo ecologista italiano Greenaccord.
El encuentro se realiza cuando se aproxima el fin del año que la Organización de las Naciones Unidas dedicó a la agricultura familiar,  mientras que la suba de precios de los alimentos continúa minando los ingresos de los sectores vulnerables.
Aunque la producción mundial de alimentos se triplicó desde 1946 y la desnutrición mundial descendió de 18,7 a 11,3 por ciento en los últimos 20 años, la seguridad alimentaria sigue siendo un tema crucial, declaró Wang.
La comida que se desperdicia representa un tercio de la producción actual de alimentos, por lo que la expansión de la producción agrícola no es necesariamente la respuesta.
De hecho, el mundo produce alimentos suficientes para que cada habitante consuma cerca de 2.800 calorías diarias, según los científicos. Pero mientras que algunas personas tienen la posibilidad de desperdiciar la comida, a otras no les alcanza para subsistir.
Aunque el desperdicio y el hambre no estén directamente relacionados, existe una desigualdad incuestionable en el sistema mundial de alimentos, sostuvo Gary Gardner, del Instituto Worldwatch, un centro dedicado a la investigación de políticas sostenibles, con sede en Washington.
“En los países ricos, el desperdicio de comida se produce a menudo a nivel del minorista o el consumidor, ya sea en la tienda o en la casa, donde se tira gran cantidad”, dijo a IPS.
Por el contrario, el mismo fenómeno en el Sur en desarrollo sucede principalmente en el nivel “agrícola o de procesamiento”, explicó Gardner. “La comida se pierde porque por lo general no hay sistemas que la trasladen a los centros de procesamiento y luego al consumidor de manera eficiente”, indicó.
La pérdida y el desperdicio de alimentos ascienden aproximadamente a 680.000 millones de dólares en los países industrializados y a 310.000 millones de dólares en el Sur en desarrollo, según la iniciativa SAVE FOOD (Salvar la comida), un proyecto de la feria comercial alemana Messe Düsseldorf, en colaboración con la FAO y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
“Los consumidores de los países ricos desperdician casi tantos alimentos (222 millones de toneladas) como toda la producción alimentaria neta de África subsahariana (230 millones de toneladas)”, señaló la iniciativa SAVE FOOD. “Aunque se pudiera guardar solo una cuarta parte de los alimentos que se pierden o desperdician en el mundo, alcanzaría para alimentar a 870 millones de personas que pasan hambre”, destacó.
En Europa, la gran cantidad de comida que tiran los supermercados a la basura en ocasiones provoca indignación pública, especialmente en los países donde es ilegal que la gente recoja los artículos rechazados.
La cadena de supermercados británica Tesco reconoció que descartó 28.500 toneladas de alimentos en el primer semestre de 2013, y en general el desperdicio anual en Gran Bretaña se calcula en 15 millones de toneladas.
En Estados Unidos, las autoridades calculan que aproximadamente 40 por ciento de los alimentos producidos se desechan en vertederos, en gran medida por los supermercados.
Pero en ambos lados del Atlántico es ilegal sacar productos de los contenedores de basura, un tema delicado para algunos activistas que organizaron campañas públicas que ofrecen comidas preparadas de alimentos desechados.
En el foro de Nápoles, donde los expertos analizan las consecuencias sociales y ambientales del desperdicio, entre otros temas, Gardner, del Worldwatch Institute, habló de la experiencia del activista Rob Greenfield, que se alimentó a sí mismo con comida extraída de los contenedores de basura mientras recorría Estados Unidos en bicicleta.
“Muchas veces la comida estaba en paquetes cerrados, cajas enteras de cereales, refrescos, ese tipo de cosas, que por diversas razones fueron descartadas??, pero que para él eran alimentos en perfecto estado”, explicó Gardner.
“Esa no es la manera óptima de deshacernos de los residuos. La mejor manera sería no generar esos desechos en primer lugar”, añadió.


Algunas soluciones
Tesco y otras cadenas de supermercados británicos accedieron a aplicar un programa de reducción de residuos, y restaurantes en varios países también tomaron medidas no solo para reducir los desechos, sino para convertirlos en biogás con fines de energía.
Gardner dijo a IPS que, en lugar de tirar la comida, los supermercados deberían donar los productos a organizaciones locales, como ollas populares, aunque sería mejor si “no generaran ese desperdicio, para empezar”.
Algunos oradores del foro dijeron que el uso de alimentos o desechos del hogar para la energía a nivel local podría contribuir con soluciones ambientales de mayor alcance, pero que el objetivo principal debe ser frenar la generación de residuos.
“La seguridad alimentaria y el cambio climático tienen algunos retos en común”, manifestó Adriana Opromollo, de Caritas Internacional, una red católica de organizaciones humanitarias.
“A nivel local, vemos que el uso de los alimentos o la basura del hogar puede prosperar como estrategia exitosa. Pero tenemos que centrarnos en las soluciones que se adapten al contexto particular”, dijo a IPS.
La forma de reducir la cantidad de residuos puede comenzar con medidas sencillas. Algunas empresas de servicios de alimentos en Estados Unidos descubrieron que si en los comedores escolares les brindaban a los estudiantes solo los platos, sin las bandejas, los jóvenes tomaban solo la comida que podían consumir, por lo tanto se generaba un 25 por ciento menos de residuos.
.
Posted: 11 Oct 2014 05:00 AM PDT


Polución en Pekín alcanza nuevo récord con más de 50 horas en nivel peligroso

Fecha de Publicación
: 11/10/2014
Fuente: Terra
País/Región: China


La contaminación del aire en Pekín registró hoy un nuevo récord al mantenerse en "niveles peligrosos" durante más de 50 horas seguidas, la primera vez este año, según desveló la oficina de Greenpeace en Asia Oriental.
Las partículas contaminantes PM 2,5 -las más pequeñas y más perjudiciales ya que pueden penetrar directamente en los pulmones- se han mantenido más de dos días en niveles quince veces superiores a los considerados "seguros" por la Organización Mundial de la Salud (OMS), indica la organización en un comunicado.
"Los análisis de Greenpeace muestran que la polución viene de áreas al sur de Pekín, incluidas la parte del sur de la provincia de Hebei, donde se encuentran las fábricas de acero y hierro y otras industrias pesadas", explica Zhang Kai, representante de Greenpeace de Asia Oriental.
Zhang considera que el precio que se está pagando con la amplia utilización del carbón en China es el de la salud de los ciudadanos, y asegura que la contaminación está reduciendo la esperanza de vida en el país asiático.
"Greenpeace urge a las autoridades a que implementen el plan de emergencia que incluye cerrar las plantas más contaminantes, acabar con las instalaciones obsoletas y reducir el uso del carbón", señala Zhang.
Para mandar el mensaje al Gobierno chino de que los residentes de Pekín, "temporales y permanentes", se merecen cielos azules, los activistas de Greenpeace han proyectado una imagen en la famosa Torre del Tambor de Pekín pidiendo "¡Cielos azules ahora!" y han tratado de que el famoso jugador de fútbol, Leo Messi, participe en su campaña en Twitter dada su presencia en la capital china.
"Hey, @LeoMessi1987, mala contaminación hoy en Pekín, ¿eh? Ayúdanos a pedir cielos azules y retuitea", le escribe Greenpeace de Asia Oriental a la estrella del fútbol, que hoy participó en un entrenamiento en la capital de cara al amistoso Brasil-Argentina que se disputará mañana en el estadio "El Nido" de Pekín.
El Centro Meteorológico Nacional de China decretó hoy la alerta naranja, la más alta después de la roja, ante los elevados niveles de contaminación registrados en zonas del norte del país, como Pekín.
Las autoridades han recomendado a los ciudadanos reducir sus actividades al aire libre durante la alerta naranja, un aviso que, según cita el oficial "Diario del Pueblo", se prevé que permanezca hasta mañana sábado, cuando se celebrará el clásico sudamericano en tierras chinas.